Últimos temas
Thank You
La trama del foro es una idea general basada en el web cómic Homestuck y Hiveswap, siendo idea original de Andrew Hussie. El contenido ha sido extraído de la misma imaginación del creador del foro con ayuda y, tomando contenidos del foro Alternia Sgrub; El sistema de desarrollo de PJ/trama aplicado a RM se basa en el de Alternia Sgrub, autoria de Red & Alastor, con su expresa autorización. Diseño realizado por The Queen & The Knight, modificando imágenes de Tumblr y deviantArt; derechos a sus respectivos autores. Se agradece a DixInmortal por su la ayuda de códigos/tutoriales, y MadeinSevilla93. Cada escrito en el foro pertenece única y exclusivamente a sus autores, en caso de querer algo ¡Pídanlo! Cualquier observación de plagio, será denunciado por el servicio de foroactivo.
.. .
copyright © todos los derechos reservados

Shiki Topsite!
¡Votanos!
FINAL FANTASY: Zero
La trama del foro es una idea general basada en el web cómic Homestuck y Hiveswap, siendo idea original de Andrew Hussie. El contenido ha sido extraído de la misma imaginación del creador del foro con ayuda y, tomando contenidos del foro Alternia Sgrub; El sistema de desarrollo de PJ/trama aplicado a RM se basa en el de Alternia Sgrub, autoria de Red & Alastor, con su expresa autorización. Diseño realizado por The Queen & The Knight, modificando imágenes de Tumblr y deviantArt; derechos a sus respectivos autores. Se agradece a DixInmortal y Roshio por su la ayuda de códigos/tutoriales, y Mikae por la caja de perfil. Cada escrito en el foro pertenece única y exclusivamente a sus autores, en caso de querer algo ¡Pídanlo! Cualquier observación de plagio, será denunciado por el servicio de foroactivo.

Deseando más [Priv. Rheges ]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Deseando más [Priv. Rheges ]

Mensaje por Invitado el 10/1/2018, 23:45

Ya hacía mucho que a Aldan no le gustaba estar cerca del mar. Aunque desconocía en su totalidad la razón, pues había teorizado varias veces el motivo, por tiempos disfrutaba volver hacia el mar y verle sentado en la playa.

Ese día traías una botella con un mensaje dentro. Alguna vez escuchaste que si enviabas un mensaje en una botella en el mar, algún día llegaría al país de las hadas y tu deseo sería cumplido ¿Cuándo? No se sabía ¿Funcionaba? Eso decían ¿Había alguna base científica que te ayudará a corroborar esto? No ¿Te importaba? Tampoco…

Comprendías perfectamente que muchas veces la ciencia fallaba y de igual manera que había demasiadas cosas que no podía contestar, por lo cual había cosas que o bien se dejaba a la duda o en este caso, se llenaba de esperanza por poder conseguir lo que se deseaba. Quién sabe, tal vez en realidad el deseo se cumpliría.

Con eso en mente y todas las de perder, pues no había ninguna buena señal en el cielo que pudieras reconocer, lanzaste la botella con todas tus fuerzas y deseaste que llegará a algún lado. Te sentaste a la orilla y observaste a la botella navegar hacia donde el mar parecía eterno.
InvitadoInvitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Deseando más [Priv. Rheges ]

Mensaje por Invitado el 15/1/2018, 23:42

======>
Te encuentras en una de tus majestuosas encrucijadas a largas y anchas de Alternia buscando un cielo que te llegue a gustar incluso más del que ves desde la comodidad de tu Colmena. La verdad es que has pasado los últimos dos sweeps de tu vida buscando ese lugar perfecto. Tal vez porque tu hogar ya no se siente como uno, aunque lo hayas hecho desde un principio con tus manos. Algo hay que no te inspira confianza, que te trae recuerdos duros que no quieres llegar a aceptar del todo, o simplemente tu estado de estupor constante por culpa de los fluidos estupefacientes de tu lusus no permiten que te des cuenta de la seriedad de todo lo que ha pasado en tu vida desde ese entonces.

¡Pero no importa eso ahora mismo! Te estás tocando la corneta, haciéndola sonar como el cantar de mil ángeles, como las harpas de los querubines que caen del cielo ... ¿Qué demonios son querubines? Para ti, nada, no sabes siquiera qué criatura maléfica salida de cuentos de terror es, que le cuentan a los pequeños Grubs para que se comporten.

Más no estás en este lugar para quejarte del pasado. Estás para ver al futuro, disfrutando de la tranquilidad que tu estado de letargo constante te permite tener. La corneta sigue intacta como el primer día que la tuviste colgada al cuello. Como si alguna fuerza inexplicable mantuviera inmaculado aquel instrumento perteneciente a alguien que es allegado a los payasos, a estos que se pintan las caras y beben mucho Faygo ... ¿O esos son los malditos Juggalos? Bueno, para ti da lo mismo, a estas alturas prefieres alejarte cuanto más puedas mejor de esos desquiciados potenciales genocidas.
>  Rheges Krogax: Seguir caminando.

Rheges Krogax: Seguir caminando
Continúas perdiendo el tiempo por las costas de Alternia, el mar a tu lado izquierdo te canta, te incita a seguir. Acompañando aquel canto estás tú haciendo sonar tu corneta hasta que, al levantar tu vida, notas la presencia de alguien más no muy a lo lejos. Dejas de tocar inmediatamente la corneta, por alguna razón siempre lo haces cuando hay alguien más a no ser que este alguien sea ... pues de confianza. Sigues acercándote sin problema alguno hacia aquel ser, que a tu opinión resulta ser otro troll, o eso quieres creer.

Un par de cuernos de tonalidades anaranjadas, piel ceniza. Ropajes que solamente podrían ser considerados normales por una raza como la tuya; sin lugar a dudas, es un troll. Suspiras para tus adentros con cierto alivio, por más que tu cara no exprese otra cosa que tranquilidad y felicidad que no parece tener fin. Por dentro la preocupación te carcome, al menos un poco. No por miedo, si no porque sabes bien que no todos los demás son como tú, tan relajados y reacios a mostrar hostilidad hacia otros de tu raza. Esas peleas estúpidas por colores de sangre te resultan política barata y patética, anticuada por decirlo de algún modo.
>  Rheges Krogax: Saludar al troll.

Rheges Krogax: Saludar al troll
¡HONK!

Haces sonar tu corneta, causando un estridente chirrido ahogado, como si estuviesen ahorcando a un pato y este intentase graznar. Crees que así no debería sonar tu corneta, pero decides ignorarlo. No saludas con palabras, pero ese sonido posiblemente sorprenderá al contrario. Lo suficiente como para hacerle saber de tu presencia; y esperas que también, que no vas con malas intenciones.
>  ======>
InvitadoInvitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.